Cargando...

Descripción

Un tablero. Un puñado de bolas de colores. Dos tacos. Es todo lo que necesitas para jugar una partida de billar con todas sus respectivas emociones. Calcula bien la dirección de bola, la potencia del golpe y lánzala. Si eliges la función multijugador, podrás competir en tiempo real, cosa que siempre aporta un grado de intensidad a la partida.