Cargando...

Descripción

Conduces un coche que, además de correr libremente, también puede dar enormes saltos sin miedo ya que, igual que los gatos, siempre caerá de pié. Y si por el camino puedes lanzarte contra otros automóviles y dejarles la carrocería echa puré, mucho mejor. Todo ello suma puntos y suma absoluta diversión desbocada.