Cargando...

Descripción

El único modo de evitar que el techo caiga sobre estos dos entrañables castores, es disparando bolas de colores procurando formar grupos de tres o más para que vayan desapareciendo.