Cargando...

Descripción

Ponte en la piel de Mal y corre como una bestia por calles y tejados recogiendo monedas con las que mejorar tus ya de por sí notables dotes. El fin de tanto esfuerzo consiste en liberar al resto de Descendientes de sus injustos encierros.