Cargando...

Descripción

Sarah es la peor dama de honor imaginable para una boda. Básicamente porque no soporta las bodas. Se aburriría incluso en la suya. Ella prefiere desconectar el cerebro y distraerse en su mundo. Pero cuidado, que como la novia la pille dándose un paseo por los cerros de Úbeda, le va a caer la del pulpo.