Cargando...

Descripción

Todas las princesas son guapas. Va en sus genes. Incluso las feas son guapas. Pero aún así esa “guapura” es perfectamente mejorable con ayuda de maquillaje, peluquería y un sastre avispado.