Cargando...

Descripción

Estas pirañas hambrientas no tienen compasión. Aprovechan cualquier momento para alimentarse y llenarse la barriga de hemoglobina. En este caso no tienen reparos en zamparse a los supervivientes de un avión estrellado en el mar. ¡Mira que son malas!.