Cargando...

Descripción

¡¡Que manía que de pronto le ha cogido el Capitán América a los automóviles!!. Tanto es así que recorre filas de aparcamientos destruyéndolos a base de golpes y patadas. ¡¿Cuántos crees que podría dejar hechos añicos en un minuto?!. Compruébalo tu mismo poniéndote en las mallas de Steve Rogers.